Un niño entró a hospital de Oaxaca por fractura en el brazo, y “salió muerto”; padres exigen justicia

El niño ya no despertó de la anestesia que le realizaron al intervenirlo por una fractura de brazo en el Hospital del Valle en Oaxaca, donde no dan razón sobre la causa de muerte, ni les dieron dictamen médico, denunciaron los padres del menor.

El niño Edward Luna, de tres años, entró al Hospital del Valle en Oaxaca por una fractura en su brazo izquierdo pero ya no salió con vida. “No sabemos de qué murió”, indicaron los padres al periódico Proceso al denunciar la presunta negligencia en el nosocomio.

El pasado domingo 26 de noviembre el niño se fracturó un brazo cuando jugaba en su casa ubicada en Santa María Atzompa, Oaxaca. Debido al accidente lo llevaron al hospital Hospital del Valle en donde esperaron hasta la noche, narraron los padres a Proceso.

Los médicos le dijeron a los padres del niño que necesitaba cirugía pero que no podían intervenirlo de inmediato porque tenía que estar en ayunas y el niño ya había comido esa tarde.

A las 9 de la noche Edward entró al quirófano de donde ya no volvió a abrir los ojos sin que los padres tengan, hasta el momento, una explicación de lo sucedido. Los médicos que intervinieron al pequeño fueron el traumatólogo Luis Pérez y la anestesióloga Gabriela Cruz, y ahora no dan razón “ni la cara”, denunciaron.

La operación duraría dos horas pero como tardaban en salir comenzaron a inquietarse, narraron a Proceso. Fue a las cero horas de este lunes 27 cuando les informaron que ya estaba estable, pero aún no reaccionaba de la anestesia.
Cuatro horas después, a las 4 de la mañana, y debido a la insistencia de los papás, los doctores les dijeron que el pequeño seguía sin reaccionar a la anestesia, por lo que los padres optaron por buscar otro nosocomio que tuviera terapia intensiva, ya que, en la Clínica no tenía.

Después de intentar en dos hospitales, finalmente lograron trasladarlo al hospital San Lucas, donde falleció.

“No sabemos de qué murió”, indicaron, y denunciaron que tampoco les entregaron ningún ni dictamen médico ni extendieron el acta de defunción.

De acuerdo a la información publicada, las víctimas presentaron una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca para investigar presunta negligencia médica en tanto que esperan los resultados de la necropsia de ley practicada al menor.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.